Un Volkswagen puede ser para siempre

Tener un Volkswagen es tener una joya, ya que es una marca con una reputación envidiable. Si tiene un Golf, un Passat, una Tiguan o cualquiera de los múltiples modelos que existen bajo su emblema, puede estar seguro de que su coche lo acompañará por muchos años, siempre y cuando le dé los cuidados correspondientes.

Los vehículos Volkswagen son unos de los mejores en el mercado, su fabricación se hace a partir de materiales de calidad y sus diseños se conservan con un alto valor a pesar del paso del tiempo. Un gran ejemplo de ello, es el modelo T1 (escarabajo). Son coches que han combinado muy bien la versatilidad, la estética, la durabilidad, la eficiencia y la comodidad. Teniendo uno de ellos ¿para qué salir de él?

Ahora bien, tener al día el mantenimiento y las revisiones ayuda en gran medida a prolongar su vida útil. Otra forma de preservarlo, es conduciendo de manera preventiva, para evitar peligros y no abusar del vehículo. Asimismo, hay que evitar ciertos hábitos o costumbres que no son buenas para el coche, como por ejemplo dejar descansar el pie sobre los pedales mientras se está detenido con el motor encendido, apoyar la mano en la palanca de cambios cuando no se está usando, etc.

Cuidados que no deben faltarle a su coche Volkswagen

Todo vehículo debe ser atendido para que pueda funcionar de manera adecuada y por muchos años, más aún si tiene un coche tan bueno como un Volkswagen. Aparte del mantenimiento y las revisiones del taller, hay algunos detalles de los que puede hacerse cargo en casa, como:

  • Revisar la presión de los neumáticos periódicamente. Una buena práctica sería chequear al menos una vez a la semana.
  • Verificar el nivel del líquido anticongelante y el del aceite de la dirección hidráulica. Así se mantiene al tanto de su consumo y advierte a tiempo posibles fugas.
  • Escoger el aceite adecuado para el motor de su coche, para ello debe tener presente el modelo, el kilometraje y sobre todo las especificaciones del fabricante.
  • Revisar y probar el sistema de frenos. Es vital puesto que si el coche ya tiene bastante tiempo de uso, es probable que las irregularidades se presenten de un momento a otro.
  • Mantener el nivel de la gasolina lo mejor posible, sobre todo no permita que se vacíe hasta llegar a la reserva, eso podría ser dañino para la bomba de gasolina.
  • Cuidar tanto el interior como el exterior del coche, protegiendo la tapicería y las diferentes superficies del habitáculo con productos para su cuidado. Igualmente, hay que velarpor la chapa y la pintura del vehículo.

Para llevar al día las reparaciones sin que se vean perjudicadas sus finanzas, podría comprar los repuestos necesarios en un desguace vw. Existen diversas empresas que venden piezas de segunda mano garantizadas para esta marca de coches.