Como cuidar el sistema de frenos

Es indispensable tener en cuenta que el sistema de frenos de tu vehículo juega un papel crucial en la seguridad en el mismo. Para hacer cualquier cambio de las piezas, lo mejor será visitar el taller mecánico de aurgi, porque allí encontrarás los mejores precios para el cambio de cualquiera de las piezas de tu sistema de frenos.

Sin embargo, debes tener en cuenta que existen algunas formas de cuidar tus frenos, y así conseguir la mayor durabilidad posible. Por este motivo, hoy te he preparado este post con la finalidad de que aprendas a cuidar por completo los frenos de tu coche.

Consejos para el cuidado de los frenos

Cuidar losfrenos de tu vehículo es realmente sencillo, lo único que tienes que tener en cuenta es algunos consejos que serán fundamentales. Dentro de los principales están los siguientes:

Evita la cristalización

La cristalización de las pastillas de freno es un problema bastante común que puedes tener en tu sistema de frenos. En especial si circulas por una zona donde existen muchas bajadas, porque por lo general se usan los frenos.

Esto puede ser un grave error, porque las pastillas podrán sufrir un sobrecalentamiento lo que causará que la goma se cristalice. Para evitarlo, lo mejor será utilizar el sistema de frenado para que puedas conseguir el máximo rendimiento.

No desgastes demasiado la goma de frenado

La goma de frenado es algo básico que debes tener en cuenta, en especial porque no puedes desgastarla demasiado. Los profesionales de los talleres mecánicos recomiendan cambiar las pastillas cuando estas tienen un 30% de la goma aún.

En todo caso, será importante que la goma no pase por debajo de los 3mm, porque podría causar problemas en el sistema de frenado. Por este motivo, debes asegurarte de no apurar demasiado las pastillas, porque de lo contrario podrías tener daños graves y el coste de reparación será muy alto.

Lleva el coche al taller

Estar llevando el coche de forma periódica al taller mecánico es algo básico que debes hacer para conseguir el máximo rendimiento posible. Será importante que realices un mantenimiento del sistema de frenos por lo menos una vez cada 20.000 kilómetros.

De esta forma, se podrá revisar el nivel del líquido de frenos y asegurarte de que sea completamente óptimo. Por otra parte, también se debe ajustar la distancia de frenado porque de esta forma podrás asegurarte de evitar accidentes por pérdida en la capacidad de frenado.