Elizondo una localidad perdida en el Tiempo

Emblemático pueblo, capital del Valle de Batzán perteneciente a la comunidad de Navarra – España; Elizondo aparte de ser la capital del Valle también es el centro del comercio, con sus bares, comercios, restaurantes, hoteles, sucursales bancarias, entre otros servicios los cuales constituyen su base socio-económica.

Esta localidad está situada en el centro del Valle de Batzán a ambos lados del rio Batzán o también conocido por el nombre de rio Bidasoa, el cual divide al pueblo en dos partes de un extremo a otro, las casas están construidas a los lados del río dispuestas como si fueran la orilla del mismo.

Arquitectura

Sus casas son señoriales de muros blancos y sillar rojizo con tejados a dos aguas, balconadas elaboradas con madera que le dan ese toque antiguo, haciéndonos realizar un viaje en el pasado, la mayoría de estos inmuebles pertenecieron a vecinos del lugar.

Una de las edificaciones más destacadas es el palacio barroco de Arizkunenea o también conocido como el palacio del Conde o palacio de Las Gobernadoras, el mismo fue construido en 1730 por Miguel de Arizkun, quien fue un importante servidor en la corte de Felipe V.

En Elizondo destaca el arte religioso siendo una de las obras de mayor valor La Iglesia de San Lorenzo del siglo XVI con un estilo herreriano y la Iglesia de Santiago de estilo gótico de principios del siglo XX con una fachada flanqueada por dos torres barrocas.

En la plaza encontramos la Casa Consistorial de estilo barroco de principios del siglo XVIII, así como el palacio Datue que fue construido entre los siglos XVII y XVIII; el edificio más antiguo es la casa Puriosenea construida a finales del siglo XV o comienzos del XVI.

Curiosidades del Pueblo

En el año 1397 sus vecinos fueron reconocidos oficialmente hidalgos por el rey Carlos III de Navarra; antiguamente la villa fue protagonista de guerras y enfrentamientos, otro dato curioso es que la casa del pueblo fue quemada en tres oportunidades durante el periodo de 1794 y 1876.

Curiosamente La Iglesia de Santiago que hasta el año 1918 se ubicó en la plaza junto al ayuntamiento, fue trasladada piedra por piedra hasta construirla por completo en su actual ubicación, y de las dos torres que tiene, solo la torre que posee el reloj es la torre original.

Y por último dato y no por ello el menos curioso tenemos que El Menhir de Soalar que se encuentra en el Museo de Batzán, es una enorme piedra con un peso superior a los 3000kg y con una altura de aproximada de cuatro metros y medio, con una historia de apariciones y desapariciones en diferentes lugares.

En ella existen diferente grabados con antigüedad de cuatro mil años, los cuales representan a un guerrero fuertemente armado, por estas y otras más razones Elizondo se convierte en ese lugar re memorable del pasado el cual debemos visitar.