VIDA ACTUAL: VIGILAR A TU BEBÉ

Hoy por hoy todas las parejas que tienen un hijo o varios hijos tienen la necesidad de estar constantemente pendiente de ellos, el problema es que no tenemos tiempo físico para ello.

Un hijo pequeño requiere mucha atención, prácticamente las 24 horas del día y con el frenético ritmo de vida que tenemos hoy en día nos cuesta sacar algún tiempo para pasar con ellos, por lo que siempre viene bien tener algún dispositivo con el que poder vigilarlo mientras realizamos alguna otra tarea.

Una herramienta que nos puede venir bien es un vigilabebés con cámara incorporada, es perfecto para, por ejemplo, dejar a tu hijo en su parque móvil mientras realizamos alguna tarea doméstica, como cocinar o limpiar los cacharros. Simplemente instalas uno de los dispositivos de forma en que la cámara apunte hacia el parque móvil donde esté nuestro pequeño retoño y el otro dispositivo te lo llevas contigo para poder observar y escuchar mientras realizamos otras tareas.

Es cierto que lo mejor es no tener que alejarte del niño o niña, pero hay momento en que es absolutamente necesario dejarlo en algún sitio seguro mientras realizamos otra tarea.

FACTORES A TENER EN CUENTA AL ESCOGER TU VIGILABEBÉS:

A la hora de comprar un vigilabebés por primera vez hay que tener en cuenta una serie de características como pueden ser las siguientes:

Cámara: Sin duda, es una característica a tener en cuenta, no es lo mismo escuchar a tu bebé que escucharlo y verlo. Las mejores cámaras tienen visión nocturna. Es recomendable que la cámara tenga al menos 2,4 pulgadas y que pueda dirigirse remotamente

Comunicación Bidireccional: Es más fácil que el bebé se tranquilice si puede escucharte aunque sea a la distancia, por lo que es importante que puedas oírlo y escucharlo y el también pueda escucharte.

Terminal de padres movible: Es algo importante que el terminal que lleva el padre tenga una batería con buena autonomía, que no sólo funcione enganchado a la corriente y una hebilla para engancharlo al cinturón

Nanas polifónicas incorporadas: Algunos vigilabebés tienen incorporadas una serie de nanas polifónicas para ayudar a que el bebé se duerma antes y además se pueden activar de forma remota.

Luz nocturna: No debe ser demasiado potente, una luz tenue puede hacer que el bebé se sienta acompañado y no sólo en la oscuridad y además puede hacer que puedas entrar en la habitación sin necesidad de encender la luz.

Sabiendo todo esto tendremos un poco más claro cómo escoger por primera vez un vigilabebés, una herramienta que, sin duda, es muy útil en los primeros meses de vida de nuestro bebé.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *