Por qué elegir una Linterna Led

1 – La durabilidad es mayor

Las linternas LED tienen una excelente expectativa de vida que puede llegar a 100,000 horas funcionando.

Esto significa 11 años de operación continua sin tener que gastar dinero en la compra de nuevas lámparas, lo que en un turno normal de 8 horas significaría cerca de 20 años sin tener que preocuparse por la reposición.

Esto ocurre porque no queman los filamentos de las lámparas incandescentes comunes, pero sí, se “debilitan” a lo largo del tiempo.

2 – La resistencia es alta

Las lámparas LED son extremadamente durables también por el motivo de ser construidas con componentes altamente resistentes y pueden soportar incluso las condiciones más adversas.

Gracias a esto son a prueba de golpes, vibraciones e impactos externos, lo que las hacen servir muy bien a los grandes sistemas de iluminación al aire libre, incluso para condiciones extremas de exposición al tiempo, viento, lluvia, polvo, humo o incluso el vandalismo.

3 – Ofrecen más eficiencia

La eficiencia es otra ventaja de la lámpara LED que se refiere a la economía en un amplio sentido.

Este modelo de lámpara es capaz de convertir casi el 90% de la energía utilizada en la luz. A diferencia de las bombillas incandescentes aprovechan sólo alrededor del 20% de la energía en iluminación, con los otros 80% transformados en calor.

Como la lámpara LED gasta menos energía para funcionar de manera eficaz a su cuenta de energía eléctrica también se sentirá esa consecuencia positiva al final del período.

4 – Las lámparas LED son más sostenibles

La mayoría de las lámparas fluorescentes convencionales contienen materiales, como el mercurio, que es bastante peligroso para el medio ambiente.

Ya las bombillas LED no contienen materiales tóxicos y son 100% reciclables, lo que en consecuencia disminuye la emisión de carbono hasta en un tercio.

5 – Cuentan con una baja emisión de calor

La Iluminación proveniente de las lámparas de LED produce poca luz infrarroja y casi ninguna emisión de rayos UV.

Debido a esto, estas lámparas son muy adecuadas no sólo para iluminar lugares y materiales sensibles a las altas temperaturas, sino también para la iluminación de espacios donde se encuentran los bienes que pueden sufrir deterioro al ser expuestos a los rayos UV. Ejemplos de lugares como estos incluyen museos, galerías de arte, sitios arqueológicos, etc.

6 – Requieren baja tensión

Una fuente de alimentación de baja tensión es suficiente para la lámpara LED. Esto hace que sea más fácil de ser utilizada en ambientes al aire libre, conexión a una fuente de energía solar exterior, por ejemplo, lo que es una gran ventaja cuando se trata de utilizar la tecnología LED en zonas remotas o rurales.

Esto también disminuye los riesgos de que ocurran accidentes, aumentando la seguridad del uso de estas lámparas.

Las lámparas de LED son una verdadera inversión si quieres aliar mayor durabilidad, más calidad, menos consumo y más sostenibilidad. Así son las opciones ideales no sólo para la economía, sino también para una calidad más que aceptable.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *