CÓMO PREPARARSE PARA LLEVAR A CABO UNA DIETA

Al llegar el verano la operación bikini llama a nuestra puerta y nos acordamos de las malas rutinas realizadas en el pasado. Milagros a Lourdes que se suele decir entre la gente de cierta edad, pero sí podemos prepararnos tanto física como mentalmente para poder perder peso en poco tiempo sin necesidad de pasar malos ratos.

Para empezar, hay que tener mucho cuidado con el tipo de dieta que eliges llevar a cabo. No todos los cuerpos son iguales ni están preparados para realizar las mismas actividades ni ingerir el mismo tipo de alimentos. Las dietas milagrosas a menudo tienen una cara B nada agradable, por ello has de tener muy claro que lo fundamental es reeducar tus hábitos alimenticios y comer entre cuatro y cinco pequeñas porciones cada día.

Entre esos hábitos vinculados a la comida que ingerimos, algunos son muy obvios, pero resulta necesario recordar que tanto el azúcar como todos los productos ricos en él no son beneficiosos para nuestra dieta. Ni ellos ni las bebidas que contienen cafeínas, por ejemplo. Las bebidas con un alto contenido en calorías tampoco son recomendadas ya que apenas sacian nuestra sed y sí aumentan la ingesta de calorías malas para nuestro organismo.

MÁS CONSEJOS PARA PREPARARSE MENTALMENTE PARA REALIZAR UNA DIETA

Una vez que uno se adentra en el mundo de las dietas, observa cómo la ingesta de grasas no es mala siempre que esas grasas sean de altar carga proteínica como ocurre con el aguacate. Son las conocidas como grasas buenas. Igualmente, este tipo de grasas han de tomarse con moderación, igual que los aceites vegetales.

Las vitaminas y los minerales han de estar siempre presentes en nuestra dieta y deben de ser un must en nuestra alimentación diaria. Los cereales y panes no deben de eliminarse, pero sí tratarse de productos integrales: la fibra nos ayuda a adelgazar y así evitamos sufrir de estreñimiento. Los dos litros de agua no tienen ningún tipo de negociación ya que nos ayudan a expulsar grasas líquidas.

La selección del menú y del tipo de alimentos a ingerir ha de tener como objetivo la elección de productos con alto contenido energético pero bajos en calorías. De esta manera no pasaremos hambre, uno de los topicazos de las dietas, y los alimentos que comamos no nos serán sentir culpable por ello. Las ensaladas siempre se aconsejan, pero debes de tener mucho cuidado con los aderezos y acompañantes que utilizas en ellas. Además, como es natural, las dietas han de ser acompañadas de ejercicio físico para que sus resultados sean mayores.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *