5 motivos para contratar un entrenador personal.

Todos queremos tener un cuerpo de revista y por eso siempre nos inscribimos en un gimnasio, pero casi siempre fracasamos. Gran parte de ello se debe a nuestro desconocimiento en torno al funcionamiento del cuerpo y a que queremos resultados de inmediato.

Es por eso que si lo que buscas es triunfar tu mejor opción es contratar un entrenador personal. Y por si no nos crees a continuación te daremos cinco motivos para que reconsideres tu decisión.

5 motivos para contratar un entrenador personal.

Primer motivo: todo es personalizado.

Un entrenador personal de calidad te mandará a realizar algunos exámenes y con ellos realizará un sistema de ejercicios y una alimentación diseñados para que logres los resultados que quieres.

Por tanto, nada se hará de forma genérica: cada paso que des será supervisado y estará orientado según el funcionamiento de tu cuerpo. Todo será personal.

Segundo motivo: ¡te motivará!

La mayoría de las personas sino va en compañía o pareja a un gimnasio termina desistiendo de él; con un entrenador personal esto no pasará.

¿Por qué? Simple: estará a tu lado, monitoreando cada paso que des y por tanto te motivará cada vez que desistas y te ayudará a superar las típicas excusas que todos nos ponemos durante las primeras semanas.

Tercer motivo: ¡te inspirará!

Al contratar un entrenador personal estarás teniendo frente a ti en cada rutina a un modelo a seguir, ya que desearás tener su resistencia y querrás lucir tan bien y estar saludable como él/ella.

Cuarto motivo: tendrás a un profesional enfocado en ti.

Un entrenador personal es un profesional en su campo, por tanto, tendrá conocimientos sobre cuáles son las ventajas, desventajas y resultados de cada ejercicio.

Esto te evitará lesiones, porque además reconocerá con rapidez cuáles son tus límites y nunca te forzará innecesariamente. Como si fuera poco, sabrá exactamente qué ejercicios y rutina asignarte y cómo variarla.

Esto gracias a que él te enseñará y ayudará a mantener las posturas, movimientos e intensidad correcta en cada paso que des.

Quinto motivos: ¡Los resultados están asegurado!

Sí, los entrenadores personales son de todo menos económicos, pero lo cierto es que hasta el 70% de las personas con uno alcanza en menos tiempo los resultados que está buscando.

Y hemos llegado al final ¿qué te ha parecido? ¿Te animarías a pagar ahora sí por un entrenador personal? Y si ya lo haces ¡cuéntanos cómo ha sido tu experiencia!